Ayuda para la gente y la naturaleza

Chipembele¿Sabía que el Valle de Luangwa contaba en otros tiempos con una de las mayores concentraciones de rinocerontes negros (uno de los “cinco grandes”) del continente africano? La alta demanda del Lejano Oriente provocó la desaparición del último rinoceronte negro a finales de los ochenta. Sólo un recordatorio de lo vulnerable que puede ser la naturaleza cuando se permite a las personas hacer lo que quieran.

Cuando visite Luangwa probablemente le embargue la belleza de la naturaleza. Por desgracia, tras su belleza se esconde un lado oscuro que podría controlarse, aunque con mucho esfuerzo y dinero. El área de Mfuwe tiene una población en crecimiento, y muchas personas tenían unas grandes expectativas de trabajo debido a la creciente industria del turismo. Pero, por desgracia, sólo un número relativamente pequeño de personas es lo suficientemente afortunado como para encontrar trabajo en alguno de los lodges y campamentos de la zona. La mayoría de los lugareños tienen que buscar otras fuentes de ingresos provenientes de los recursos naturales. Algunos están abriendo pequeñas tiendas y otros se dedican a la agricultura y a la pesca. El conflicto entre los hombres y los animales es inevitable. En ocasiones los campos de cultivo son destruidos por los hipopótamos y los elefantes, algunas personas mueren víctimas de los animales salvajes cuando van a recoger leña… Por otra parte, los animales son asesinados para la alimentación, o incluso peor, con fines comerciales. Ya hay muchos problemas, y si no se hace algo pronto, vamos a ver cambios importantes a largo plazo. Este año ya hemos notado que la colocación de trampas va en aumento, y he visto a más animales con lazos en alguna parte de su cuerpo que en años anteriores.

Chipembele_Sign_Kids_1Rachel, la mujer a cargo de SLCS, está cualificada para usar dardos químicos con los animales heridos por los lazos, para poder retirarlos y tratar sus heridas. A lo largo de los años SLCS ha podido salvar a muchos animales salvajes en el parque y las GMA (zonas de gestión de la fauna) que de otro modo habrían muerto. En particular, el licaón o perro salvaje africano es muy propenso a caer en trampas, porque suele seguir las sendas de los animales donde suelen colocarse los lazos para intentar atrapar a las especies de antílopes más pequeñas.

Para luchar contra este problema tenemos programas educativos, patrullas contra la caza furtiva y equipos dedicados a gestionar estas tareas. La mayor parte de los lodges y campamentos apoyan estos programas mediante donaciones privadas, pero no es suficiente. Ahora hemos introducido una tasa para cada persona que se quede en el Valle. Al obtener más fondos y asegurarnos de que el dinero se invierta en el proyecto adecuado, podremos conservar la belleza del Valle en los años futuros.

¿Cómo nos ayuda visitando el Valle de Luangwa?

Con cada noche que se hospede en Track and Trail River Camp apoyará a la comunidad local y al entorno natural del Valle de Luangwa mediante una tasa para la Conservación y la Comunidad, que se destina a proyectos de conservación y para la comunidad en el Valle de Luangwa, desarrollados por SLCS y Chipembele

Acciones de Track and Trail en pro de la naturaleza

Peter es miembro de los HWPO, los Guardas Honoríficos de la Fauna. Es un grupo de personas voluntarias que viven en el Valle, dedicado a ayudar a la Autoridad de Zambia para la Fauna y a SLCS con programas como el de lucha contra la caza furtiva, el control de la caza local y, si es necesario, con la aportación de ayuda financiera.

”Mi hobby es la fotografía de naturaleza. Donando una parte de mis ingresos a organizaciones que luchan tan duro por conservar este entorno natural, espero poder tener el privilegio de disfrutar de este hermoso paraíso durante muchos, muchos años”.

“Trabajo en un proyecto de un banco digital de imágenes. Cualquier persona o empresa puede comprar estas fotografías, y los ingresos irán directamente a una de las asociaciones de su elección en el Valle de Luangwa”.

Qué más…

Track and Trail River Camp patrocina también un programa de apadrinamiento de niños. “Adoptamos” a una niña, Ana, cuyos padres murieron, que está ahora a cargo de su abuela. Ella se encarga de Ana junto con su hermano y otras dos hermanas. Básicamente, lo que hacemos es cubrir los gastos anuales de su educación. Ana es una niña con potencial y podrá realizarse en la vida, pero por desgracia su abuela no tiene el dinero suficiente para responder a las necesidades y deseos de sus nietos.

Con pocos recursos (alrededor de 200 dólares al año) se puede hacer mucho por una persona. Cuanta más gente piense de esta forma, más se podrá lograr. A fin de cuentas, a largo plazo la educación es el motor de cualquier país.

Si está interesado en apadrinar a un niño, por favor, póngase en contacto con Project Luangwa, pues desarrollan un programa de apadrinamiento de niños en Luangwa y estarán encantados de responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre el mismo.